Noticias

El sector público acapara el crédito

27/11/2013

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que el rescate europeo a la banca española había contribuido a restablecer su solvencia y que ése era un paso previo necesario para que el crédito vuelva a llegar a empresas y hogares. "Ya hay indicadores que apuntan a que el flujo de préstamos se va restableciendo", dijo Guindos, bastante más optimista que los técnicos de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) encargados de supervisar el sistema financiero español. El informe que estos dos organismos presentaron ayer tras la cuarta revisión del programa bancario concluye con la advertencia de que el sector financiero español sigue siendo "vulnerable" y que, al contrario de lo que se piensa en el Ministerio de Economía, el crédito aún sigue sin llegar a las empresas y familias. Entre otras razones porque el sector público acapara casi todo el volumen de préstamos. "A largo plazo esta práctica puede acabar desplazando al sector privado y tener un impacto negativo en la recuperación económica", advierten los inspectores. "La contracción del crédito en España tocará fondo en 2014 y comenzará a crecer ligeramente hasta finales de 2015, con la excepción de las pymes", apunta el informe sobre el que se ha basado el Eurogrupo para concluir que el programa de rescate acabará de forma "limpia" el próximo mes de enero. Precisamente este contraste entre la valoración positiva del programa de rescate y las deficiencias que sigue detectando en el sector es lo que hace aún más inquietantes las conclusiones de la Troika. España ha cumplido con todas las condiciones y las entidades han logrado sanear sus balances, pero las deficiencias macroeconómicas hacen "vulnerables" a los bancos. De hecho, la Comisión y el BCE alertan de que gran parte de los beneficios que ha obtenido el sector se ha debido a una práctica financiera que poco o nada tiene que ver con la misión de un banco de prestar dinero a la economía real. Bruselas pide estrechar la vigilancia Así, el documento detecta que "la evolución positiva de la rentabilidad bancaria en la primera mitad de 2013 ha sido facilitada en algunos casos por algunos factores importantes no recurrentes", entre ellos la operativa de pedir dinero prestado al BCE a bajos tipos de interés y reinvertirlo en deuda pública española que paga una rentabilidad más elevada. Por ello la Comisión pide estrechar la vigilancia sobre los márgenes financieros y reforzar aún más la solvencia de las entidades españolas, de las que dice que "no están entre las que más ratios de capital tienen". Los bancos "deben seguir políticas prudentes para mantener o aumentar sus ratios de capital", piden estos técnicos, que el próximo dos de diciembre llevarán a cabo la última y quinta revisión del programa bancario. Sin un nivel de capital suficientemente cómodo, los bancos españoles seguirán siendo incapaces de prestar dinero, si bien la Troika reconoce que una parte del escaso flujo de crédito se explica por la baja demanda por parte de las familias, aún inmersas en un proceso de reducción de su deuda. Otro factor que puede añadir más presión a los ratios de solvencia de la banca son los créditos fiscales registrados en sus balances como consecuencia de las provisiones que estas entidades han hecho durante los últimos años para contrarrestar la morosidad y el aumento de activos dudosos. El ajuste en el sector inmobiliario está costando más de los esperado La legislación europea obliga a partir de ahora a descontar estos créditos fiscales de los ratios de solvencia de máxima calidad, con lo que podría empeorar el estado real de las entidades españolas de cara a las próximas pruebas de resistencia que se harán en Europa a mediados de 2014. Otra preocupación que pone de manifiesto este informe tiene que ver con el aún inconcluso ajuste del sector inmobiliario y el impacto que ello puede tener en la actividad del 'banco malo' que gestiona los activos tóxicos (Sareb). "No hay signos de una recuperación rápida" en el mercado inmobiliario, avisan desde la Comisión Europea, donde ven que el ajuste "está costando más de lo que se esperaba". La caída continuada de los precios inmobiliarios y la menor inversión extranjera podría obligar incluso a la Sareb a tener que replantear su plan de negocios para ajustarlo a las nuevas condiciones del mercado. Fuente: El Mundo - 19 de noviembre 2013


Comparte en:



Volver

Contacte con nosotros



Hierros y Laminados Málaga - Calle Caleta de Vélez 33 - Polígono Industrial Santa Teresa (Málaga) - Telf: 952243233 - Fax: 952243331 - info@hierrosmalaga.com
Hierros Ruz - Camino de La Campsa 11-15 - Antequera (Málaga) - Telf: 952 842 271 - Fax: 952702910 - info@grupoemprenda.com

Contacto   |   Aviso Legal   |   Noticias